¿Cómo aplicar el control de plagas con niños y mascotas?

Desocupar y dejar secar

Antes de aplicar cualquier tratamiento pesticida en aerosol, haga que niños y mascotas salgan de la casa para jugar o envíelos a otra habitación de la casa. Aplique mientras los niños y las mascotas no estén cerca y deje que el producto se seque completamente antes de regresar al área tratada. Tenga en cuenta que algunos productos, como los nebulizadores, requieren que salga de la casa por completo.

mascotas y niños
Lea la etiqueta

Antes de aplicar cualquier tratamiento de control de plagas, ¡siempre asegúrese de leer la etiqueta! Muchos productos Raid® tienen diferentes instrucciones de uso y precauciones, así que asegúrese de aplicar su tratamiento correctamente y de acuerdo con la etiqueta.

¡Dale un poco de aire!

Después de aplicar los productos de pulverización Raid®, debe airear la habitación o el área que se trató. Salga del área tratada y mantenga la habitación cerrada durante 15 minutos. Luego ventile bien antes de volver a entrar a la habitación. Lea la etiqueta del producto para obtener instrucciones más detalladas.

Los productos de nebulización requieren salir durante períodos de tiempo más largos de hasta cuatro horas. A su regreso, abra las puertas y ventanas y permita que la sala se ventile al menos durante 30 minutos. Antes de usar estos productos, lea la etiqueta para obtener información específica sobre el tratamiento.

Revise también las mallas de las ventanas y puertas para asegurarse de que estén intactas para que no entren más insectos cuando ventile.

Ocultar, pero no buscar.

Si está usando cebos Raid®, colóquelos en áreas donde sus niños o mascotas no los encuentren o no los puedan alcanzar.

4 lugares principales de ocultamiento
  1. Debajo o detrás de fregaderos o electrodomésticos
  2. En grietas o fisuras ocultas
  3. Debajo o detrás de los muebles
  4. En gabinetes o despensas a prueba de niños
Sea inteligente sobre el almacenamiento

Cuando use productos para el control de plagas, siempre asegúrese de guardarlos lejos de las mascotas y los niños, incluso si todavía están en el paquete.